Cómo he vivido el #25N: Día Internacional y Formal Contra La Violencia de Género

Fotógrafa: Leila Amat
Fotógrafa: Leila Amat

No sé si es porque estoy muy involucrada en el feminismo, tengo la regla o simplemente el hecho de ser mujer, pero hoy he llorado. He llorado viendo las noticias, viendo la sonrisa irónica de nuestro actual presidente, he llorado con esas tres mujeres víctimas de violencia de género que ha querido enseñar hoy la prensa y los medios de comunicación, he llorado con Rita Barberá. Decepción, he querido mudarme a otro planeta. Vivir en otra sociedad lejos de esta patriarcal. Asco, no se puede sentir otra sensación al ver que nuestro querido Rajoy mostraba su máximo “apoyo” a las mujeres mientras su gobierno aprueba recortes en la lucha contra la violencia de género. La semana pasada mostraba su máximo “apoyo” a su amigo Donald Trump, imputado de siete casos de violación. Tenemos a un presidente muy coherente. España es el primer mundo.

Pavor, pavor recorre mi cuerpo al ver unas imágenes explícitas donde una mujer es arrastrada dos metros, desde la puerta del portón de su casa “conyugal” hasta el ascensor, pasando por unas escaleras. Arrastrada por su novio, algunas le llamamos agresor, por el pelo literalmente. Cadenas de TV, sin mencionar ninguna concreta, ¿os gusta tanto el morbo como el que queréis transmitir a vuestros telespectadores? ¿O es cuestión de audiciencia? ¿Asuntos económicos? La sensibilización no vende. La información sin morbo no vende. Una brutal agresión vende. Vende mucho. Lo que desconocéis es que por mucho capital adquirido la violencia de género escala por encima de cuentas bancarias. Y de todo poder adquisitivo. Y de etnias. Y todo el colectivo de mujeres. Una mujer víctima de violencia de género no “muere”: es asesinada, se la mata, se la viola, se la maltrata, se la anula como persona, se machaca su autoestima, se destruye su identidad, se le priva de sus derechos. No “muere”. Un vídeo cutre grabado con las cámaras de seguridad no hará que el marido de mi vecina deje de violentarla, fomentará mil y una historias para hacerlo de nuevo. Dedicar 10 segundos a nombrar al 016 está bien. Destacar que es un número gratuito y que no deja rastro en la factura telefónica ocupa más de 10 segundos. Ocupará 20 o 30. Y un tiempo de reflexión. La población que no demanda información es porque ignora que existe. Da por hecho que lo que saben es lo único que hay. Hay mundo más allá. ¿Tu amiga o amigo sabe que tanto el agresor como la víctima no tiene perfil? Tu amiga podría ser una víctima. Tu amigo podría ser un agresor. La prensa y medios de comunicación en general son agresivos con sus espectadores. Les privan el derecho de información. ¿Te sientes violentado? ¿No? Esta historia me suena… Tu prima no conoce el procedimiento judicial frente a los casos de violencia de género, ¿le has ido a preguntar? ¿Que te ha contestado? Tú tampoco lo sabías. Un dato que puede tener interés general es que un 0,015% de las denuncias por violencia de género son falsas. ¿Alguien muestra interés por el 99,9% restante? ¿Y por todas las que no llegan a denunciar? ¿Y por las que retiran la denuncia? Sí, claro. Cuando la víctima ha fallecido. Cuando ya no podemos hacer nada, y vuelve el ciclo sin fin. Tú puedes cambiar esto. Tienes el poder. Pero no te apetece, no te afecta en tu entorno.

Las alegres noticias hablan de violencia de género sobre 15 minutos. Hoy es el día contra ella, lógico, por eso le dedican 15 minutos y no 15 segundos como suele ser habitual. Pero sigue siendo más importante Rita Barberá, que ha fallecido y ha sufrido muchísimo al estar imputada. El Black Friday es una noticia súper destacada, en EEUU hay colas y hay que enseñarlo en España. También tienen imágenes de España, nos invitan a que aprovechemos esas hiperrebajas. ¿Te las vas a perder? Es más importante que las diferentes congregaciones y manifestaciones contra la violencia de género que hay actualmente en España, no vaya a ser que pierdas la oportunidad de comprarte ese vestido tan deseado que quieres para fin de año para que tu hombre o los hombres en general te vean guapísima. No lo dudes.

Mientras tanto, en otra realidad paralela, aparentemente, hay mujeres en el submundo sufriendo, soportando vejaciones de todo tipo, atrapadas en un infierno del que no ven salida y a su vez, afrontando las responsabilidades familiares.Pero hoy es el día contra la violencia de género. Nos pondremos un lacito violeta e iremos pregonando lo repugnante que nos parece el machismo hasta dentro de 365 días, el 25 de noviembre de 2017.

Sobre Carla Moya

Estudiante de 1 de Promoción de Igualdad de Género. \"Femilista\". Comunicadora a través de redes sociales.

2 thoughts on “Cómo he vivido el #25N: Día Internacional y Formal Contra La Violencia de Género

  1. Me acordé de una amiga española que dice que no va a México porque ahí matan a las mujeres. Si nos matan en todas partes. Y hay que hablar de eso, porque es el mundo el que es machista, no los países en vías de desarrollo, como nos dicen.

Deja un comentario